Información

¿Qué les sucede a los otros perros de la familia cuando uno es sacrificado?

¿Qué les sucede a los otros perros de la familia cuando uno es sacrificado?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Perder a un querido miembro de la familia canina nunca es fácil, pero no solo los humanos de la casa sufren; los perros también lloran la pérdida a su manera. Es posible que los perros no muestren emociones idénticas a las de sus homólogos humanos, pero sí procesan el dolor y necesitan apoyo adicional durante este momento difícil.

¿Qué cerca?

El grado de sufrimiento de los perros que quedan en el hogar se basa en gran medida en lo cerca que estaban del fallecido. Al igual que en el dolor humano, los perros se ven más afectados cuando pierden a un compañero con el que están estrechamente vinculados. Por ejemplo, los perros que jugaban y dormían juntos con frecuencia tienen más probabilidades de verse afectados por una pérdida que los que se evitaban entre sí. Los compañeros de camada también pueden sentir una conexión más fuerte que los perros de diferentes camadas, ya que han estado juntos desde que nacieron.

Efectos físicos

Los efectos físicos son los signos más evidentes de dolor en otros perros. Muchos perros dejarán de comer o mostrarán un interés reducido en la comida después de una pérdida. Es posible que muestren poco interés incluso en las golosinas más sabrosas. Un perro en duelo también puede dormir mucho más de lo que lo hizo mientras el otro perro todavía estaba vivo. Los perros restantes pueden buscar en la casa a su compañero fallecido y pueden parecer perdidos y confundidos en las semanas posteriores a la eutanasia. Los perros en duelo también pueden quejarse, llorar o ladrar por frustración o confusión.

Cambios emocionales

Los cambios emocionales después de una pérdida son más difíciles de identificar que los cambios físicos. La falta de interés es una de las señales emocionales más comunes que muestra un perro en duelo. No querrá jugar ni interactuar con otros miembros de la familia y puede que pase tiempo sola. Puede optar por acostarse en la cama del perro fallecido u oler sus juguetes para percibir su olor familiar y reconfortante. Un perro en duelo también puede volverse pegajoso o ansioso, buscando a su dueño para que lo tranquilice. Los perros previamente tranquilos pueden sufrir episodios de ansiedad por separación cuando se los deja solos y pueden volverse destructivos en sus intentos de escapar y encontrar a sus dueños.

Aliviar el dolor

Una de las cosas más importantes que puede hacer después de la eutanasia es mantener una rutina normal. Si bien puede ser difícil completar las tareas normales sin uno de tus amigos peludos, la normalidad ayudará a los perros restantes a mantenerse calmados y concentrados. Alimente a sus perros en un horario establecido, llévelos a pasear y disfrute de los viajes al parque para perros como lo hacía antes. Mantenga la calma cuando su perro muestre un comportamiento extraño; no puede decirle cómo se siente y necesita consuelo, no disciplina. Agregue una sesión de juego adicional o un juguete nuevo a la rutina para estimular a sus perros y distraerlos de su compañero perdido.

Referencias


Ver el vídeo: Un Bebé Resucitó Cuando Iba A Ser Enterrado - Mira Lo Que Hizo (Agosto 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos